¡La diversión con los juegos en la piscina!

Los jueves, en clase de piscina, hacemos múltiples ejercicios que nos ayudan a mantenernos en forma. Uno de ellos son los juegos, mediante los cuales ejercitamos el organismo, favorecemos la coordinación, generamos la sensación de un mayor nivel de energía, mejoramos la resistencia y condición física, aumentamos la inclusión e integración social y desarrollamos habilidades de cooperación con el grupo.

Dos de los juegos que más nos gustan son los siguientes:

Evita la pelota: Los participantes forman un círculo cogidos de las manos y en el centro del círculo se coloca una pelota. Los jugadores tienen que dar vueltas sin soltarse alrededor de la misma evitando que les toque. A quien le toque, será eliminado. A medida que se van eliminando jugadores el círculo es más pequeño y, por tanto, es mucho más difícil evitar la pelota. ¡Pero hay que tener cuidado, si damos vueltas demasiado rápido, nos podemos marear!

Araña: En este juego, el usuario que se la liga se sitúa en el centro de la piscina, y los demás jugadores tendrán que pasar a través de ella sin que el otro jugador les toce. Dicho jugador solo puede moverse de forma horizontal, y cuando pille a otro, este se colocará junto a él cogiéndose de la mano, formando una telaraña donde a los jugadores se les hará más difícil pasar.

Estos juegos, y muchos otros que vamos actualizando cada día son elegidos por nuestros usuarios mediante votación, ¡Así no repetimos siempre los mismos y no nos aburrimos!

¿Quién lleva este taller?

Soy Andrea, estudiante de psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Me interesa mucho la intervención con poblaciones desfavorecidas, además me gusta el teatro, la música y el deporte. Y es un gran placer poder ser parte de esta asociación.

¡Ven a darte un chapuzón!

Os damos la bienvenida al taller de piscina.

Este taller se realiza todos los lunes y viernes por la mañana, y tiene como objetivo mejorar las habilidades de psicomotricidad fina, así como mejorar el estado tanto mental como físico a través del deporte y adquirir hábitos saludables a la vez que se conoce gente nueva.

El ejercicio físico aporta beneficios a la hora de romper con la rutina y salir de nuestras casas para involucrarnos en actividades deportivas. En nuestro taller, nos encargamos de aprender todas las técnicas de natación además de mejorar la postura de nado, la flotación o la flexibilidad.

Según transcurre el taller, en cada sesión, vamos aumentando la dificultad de los ejercicios. De esta manera, utilizamos churros, tablas y pullboys para facilitar los ejercicios al principio, y cuando ya los han aprendido, animamos a nuestros usuarios a hacer los ejercicios sin este material. ¡Y más de uno se lleva una sorpresa! Lo que antes parecía difícil ahora ya no lo es tanto, incluso llegan a realizar los ejercicios con ligereza, y siempre queda la satisfacción de haber conseguido hacerlos.

Una de las actividades que más suele gustar a nuestros usuarios son las dinámicas que realizamos con ellos. Una dinámica que solemos hacer se llama “¡Al abordaje!”. En esta actividad, al grito de “al abordaje”, los usuarios tienen que nadar lo más rápido posible para coger el mayor número de elementos flotantes esparcidos por toda la piscina.

¿Te animas a darte un chapuzón?

piscina2

Autores del texto:

Este taller lo impartimos Alex, Marta y Lucía. Alex es voluntario, y actualmente estudia Psicología en la UNED. Marta estudia Psicología en la UCM, y actualmente está realizando el prácticum en Alusamen. Lucía es voluntaria, y actualmente está estudiando el Máster de Psicólogo General Sanitario.

¡AL AGUA PATOS!

Cada viernes, los chicos más acuáticos de Alusamen se meten en el agua para poner sus músculos a trabajar. Desde el taller de Psicomotricidad en el Agua, queremos explicaros qué actividades hemos realizado en la sesión del pasado viernes, 22 de febrero.

Grupo de Psicomotricidad en el Agua de los viernes

Grupo de Psicomotricidad en el Agua de los viernes

Una vez que estamos todos en la piscina listos para comenzar, lo primero que hacemos es estirar bien los músculos para poder pasar a las actividades. En todas las sesiones realizamos muchos ejercicios y muy variados, en los cuales solemos emplear churros, tablas, pull boys, pelotas e incluso vasos de plástico, pero eso os lo explicaremos en otra ocasión. Para nuestra primera entrada en el blog queremos contaros el circuito y el juego que hemos hecho con mucha energía.

El circuito que hemos hecho tiene el fin de mejorar la psicomotricidad gruesa y, de manera secundaria, la memoria visoespacial, la orientación y el equilibrio. El reto del circuito está planteado en ziz-zag a lo largo de la piscina. El primer largo lo hicimos andando en lateral, al llegar al final, se cogía la tabla y se usaba para volver nadando haciendo patada de crol o de braza, cuando llegamos al final, se suelta la tabla y volvemos andando en lateral en el sentido contrario al anterior, cuando llegamos de nuevo, se coge un pull boy y volvemos nadando sobre un lateral con el brazo estirado. Así hicimos luego la vuelta para terminar el circuito.

Además, lo pasamos genial jugando en la piscina. En esta ocasión, el juego consiste en realizar un corro y girar en una dirección. La dinámica cambia en función de las instrucciones, las cuales pueden ser: cambio de sentido, arriba (en la cual se levantan los brazos y se salta), abajo, a dentro (todos se juntan en el centro del corro), a fuera (todos estiran los brazos para abrir el corro), y la nueva variante y más divertida, ranita, en la cual hay que agacharse y mientras dar pequeños saltitos mientras se sigue girando. Para hacerlo más divertido, todos los participantes van dando las instrucciones.

Por último, siempre hacemos tres cosas importantísimas: primero, ejercicios para descargar la rabia y quitarnos los enfados, soltar los músculos y así poder pasar a la relajación, donde controlamos nuestras respiraciones y pensamos en aquello que más nos gusta y nos tranquiliza. Finalmente, igual que como comenzamos, estiramos los músculos y ya estamos listos para salir del agua.

Autora:

María, monitora del taller de Psicomotricidad en el Agua de los viernes, estudiante de último curso de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid.

Aprendiendo cada día y colaborando con muchas ganas y alegría en Alusamen.