GAM: GRUPO DE AYUDA MUTUA

El objetivo del taller de GAM es que cada persona encuentre el apoyo que necesite en el resto de sus compañeros.

Lo que queremos conseguir es que se cree un espacio de confianza donde todos puedan hablar sobre lo que les interese, ya sea un problema que tengan en casa, una inseguridad que quieran compartir o un momento de felicidad que quieran hablar con sus compañeros. Además, como se trata de un grupo pequeño, cada persona puede expresarse sin problema, sin miedo a ser juzgado, ni a que gente de fuera de este grupo se entere de lo que cuenta, porque la confidencialidad es uno de los pilares más importantes de este taller.

GAM-300x172

La confidencialidad, junto con la buena actitud de los integrantes del taller, la predisposición a escuchar y la presencia de monitores, son los tres puntos que hacen de este taller una gran herramienta para la búsqueda de soluciones para los problemas del otro.

¿Quién lleva el taller?

Somos Xinwen, Mónica y Paula, las tres estudiamos psicología en la universidad Complutense de Madrid. Elegimos este taller ya que queremos escuchar y apoyar a todas aquellas personas que participen en GAM. Somos chicas con un gran interés de poner en práctica los valores como la educación, respeto y confianza que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida para que entre todos los usuarios aprendan a escucharse los unos a los otros.

Siempre hay otra alternativa

En el taller de GAM (Grupo de Ayuda Mutua) utilizamos como base de trabajo la técnica de solución de problemas, que tiene como mayor ventaja su utilidad para solucionar cualquier tipo de problema, ya sea interpersonal, personal, intrapersonal, social o comunitario.

Esquema de la Técnica de Solución de Problemas vista en clase.
Esquema de la Técnica de Solución de Problemas vista en clase.

Dicha técnica es un proceso cognitivo, afectivo y conductual a través del cual los usuarios intentan identificar o descubrir soluciones a los problemas específicos que se les van presentando en su vida cotidiana.
El objetivo que perseguimos es mejorar la competencia social y la calidad de vida y disminuir el malestar psicológico de los usuarios.
En el taller explicamos y comentamos cada una de las fases de esta técnica, con problemas prácticos de la vida diaria.

Ejemplo de problema que les mandamos como tarea para que resolvieran en sus casas.
Ejemplo de problema que les mandamos como tarea para que resolvieran en sus casas.

Al finalizar el taller, cada usuario se lleva para casa una actividad relacionada con la fase que se está tratando en el taller y que tenga que ver con su problema concreto.
Esto les permite reflexionar sobre dichas fases, consolidar los conocimientos y facilitar la puesta en práctica de dicha técnica.

Las fases de la solución de problemas son:

1. Orientación hacia el problema.

  1. Fomentar creencias de autoeficacia.
  2. Saber reconocer los problemas y verlos como retos.
  3. Usar y controlar las emociones en la solución de problemas.
  4. Aprender a parar y pensar antes de actuar.

En este punto trabajamos la autoestima y entrenamos en detención de pensamiento.

Para aumentar la autoestima…
Para aumentar la autoestima…
2. Definición y formulación del problema.

  1. Recopilar información relevante sobre el problema basada en hechos.
  2. Establecer metas realistas.
Este es uno de los ejemplos de problemas que les enviamos como tarea para casa.
Este es uno de los ejemplos de problemas que les enviamos como tarea para casa.
Aquí tenemos otro ejemplo.
Aquí tenemos otro ejemplo.

3. Generación de soluciones alternativas.

  1. Como mínimo 10.

3.Toma de decisiones.

  1. Anticipación de resultados.
  2. Evaluar resultados.
  3. Preparación de la acción.

4. Puesta en práctica y verificación de la solución.

  1. Autorrefuerzo.

Sobre las autoras:

El taller de GAM lo impartimos tres monitoras: dos practicum, Noelia Sayago y Lucía Fernández y una voluntaria, Sara García. Somos estudiantes de psicología y gracias a este taller podemos aplicar muchos de los conocimientos que adquirimos durante el curso. Pero, sin duda, lo más gratificante es poder ayudar a los usuarios a que se sientan mejor y aprendan pautas para llevar mejor su día a día.

Escucha y sé escuchado

En el taller de GAM (Grupo de Ayuda Mutua) nos juntamos para exponer todas las dudas, problemas, miedos o preocupaciones que surjan fomentando la confianza en los demás, pero sobre todo en uno mismo.
Trabajamos para buscar y proponer soluciones alternativas ante situaciones problemáticas del día a día, mejorando nuestra capacidad de escucha y de comprensión ante diferentes puntos de vista que puedan surgir.
Se trata de que cada uno exprese sus inquietudes, se desahogue, teniendo la seguridad de que nadie les va a juzgar. Los demás escuchan y aportan sus experiencias, opiniones y consejos que la mayoría de las veces sirven de mucha ayuda para tener una alternativa a cierto problema.
Gracias a la técnica de Solución de Problemas mejoramos la orientación positiva hacia los problemas, disminuyendo la negativa y fomentamos un estilo de solución de problemas racional, reduciendo conductas impulsivas, descuidadas y evitativas ante un problema.
Otro método empleado es el Método ABC del pensamiento constructivo en el que se muestra la relación que existe entre los eventos o situaciones, sus creencias y sus emociones. Con este método nos entrenamos a pararnos y pensar, antes de actuar, evitando reaccionar de modo automático ante los problemas.
Invitamos cada día a que ellos mismos propongan temas para debatir y compartir las distintas opiniones, y si no surgen… las monitoras se encargan de proponer temas que se adapten a las necesidades de los participantes del taller.

Algunos de nuestro Grupo de Ayuda Mutua

Esta imagen muestra el apoyo y la confianza del grupo.

Sobre las autoras:
El taller de GAM se imparte los lunes de 18:00 a 19:00h por tres monitoras, estudiantes del último curso de grado de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid.
Dos de nosotras somos alumnas en prácticas (Lucía y Noelia) y una voluntaria en ALUSAMEN (Sara).
Es nuestro primer año llevando el taller y ya nos sentimos como en casa. La confianza y el apoyo del grupo son muy satisfactorios.