Tensamos, relajamos y… Relajados.

Con esta entrada, los monitores que organizamos el taller de relajación, queremos dar a conocer la técnica de relajación muscular progresivade Jacobson, que hemos llevado a cabo durante las últimas sesiones en el taller. Este método permite reconocer la tensión de un determinado grupo muscular, que a menudo se acompaña de un estado mental tenso, mostrando cómo liberar la tensión de uno de forma que liberemos también la del otro. Esta práctica favorece la reducción del estrés.

Esta técnica se lleva a cabo a través de ensayos continuos de ciclos de tensión y posterior relajación muscular. En la primera fase, comenzamos por contraer fuertemente el músculo, de forma que facilitamos la identificación de posibles señales de tensión, mientras que en la segunda, la de distensión, no debe realizarse ningún esfuerzo muscular. Tensaremos y destensaremos los músculos de la cara/cuello, de brazos y manos, tronco y piernas/pies, de forma que al final, habremos recorrido todo el cuerpo y seremos capaces de reconocer un estado de relajación o tensión en cada uno de los músculos del cuerpo.

Las instrucciones son facilitadas por los monitores de forma oral, y acompañadas por una música suave y tranquilizante que anima a la  relajación.

Si te ha parecido interesante esta técnica, no te pierdas otras como automasajes, yoga o risoterapia, todas las impartiremos en futuras sesiones, y es que no importa el cómo, ¡lo esencial es mantenerse relajado!

Tensamos, relajamos y… Relajados.

Con esta entrada, los monitores que organizamos el taller de relajación, queremos dar a conocer la técnica de relajación muscular progresiva de Jacobson, que hemos llevado a cabo durante las últimas sesiones en el taller. Este método permite reconocer la tensión de un determinado grupo muscular, que a menudo se acompaña de un estado mental tenso, mostrando cómo liberar la tensión de uno de forma que liberemos también la del otro. Esta práctica favorece la reducción del estrés.

Esta técnica se lleva a cabo a través de ensayos continuos de ciclos de tensión y posterior relajación muscular. En la primera fase, comenzamos por contraer fuertemente el músculo, de forma que facilitamos la identificación de posibles señales de tensión, mientras que en la segunda, la de distensión, no debe realizarse ningún esfuerzo muscular. Tensaremos y destensaremos los músculos de la cara/cuello, de brazos y manos, tronco y piernas/pies, de forma que al final, habremos recorrido todo el cuerpo y seremos capaces de reconocer un estado de relajación o tensión en cada uno de los músculos del cuerpo.

Las instrucciones son facilitadas por los monitores de forma oral, y acompañadas por una música suave y tranquilizante que anima a la  relajación.

Si te ha parecido interesante esta técnica, no te pierdas otras como automasajes, yoga o risoterapia, todas las impartiremos en futuras sesiones, y es que no importa el cómo, ¡lo esencial es mantenerse relajado!

Autores y Monitores

El taller lo impartimos tres monitores, estudiantes de psicología en la UCM: Larisa está cursando el practicum; e Inés y Álvaro están en el tercer año y son voluntarios de ALUmjhgjhgSAMEN.

Nos encanta saber que se han puesto en práctica las técnicas vistas esa semana y que son de utilidad para reducir el estrés y la ansiedad. Realizar las técnicas de forma continuada conlleva esfuerzo, pero nos hace sentir muy orgullosos.

Tensamos, destensamos y… relajados

Con esta entrada, los monitores que organizamos el taller de relajación, queremos dar a conocer la técnica de relajación muscular progresivade Jacobson, que hemos llevado a caboen el taller. Este método permite reconocer la tensión de un determinado grupo muscular, que a menudo se acompaña de un estado mental tenso, mostrando cómo liberar la tensión de uno de forma que liberemos también la del otro. Esta práctica favorece la reducción del estrés.

La técnica se lleva a cabo a través de ensayos continuos de ciclos de tensión y posterior relajación muscular. En la primera fase, comenzamos por contraer fuertemente el músculo, de forma que facilitamos la identificación de posibles señales de tensión, mientras que en la segunda, la de distensión, no debe realizarse ningún esfuerzo muscular. Tensaremos y destensaremos los músculos de la cara/cuello, brazos y manos, tronco y piernas/pies, de forma que al final, habremos recorrido todo el cuerpo y seremos capaces de reconocer un estado de relajación o tensión en cada uno de los músculos del cuerpo.

Las instrucciones son facilitadas por los monitores de forma oral, y acompañadas por una música suave y tranquilizante que favorece a la  relajación.

Si te ha parecido interesante esta técnica, no te pierdas otras como automasajes, yoga o risoterapia, todas las hemos impartido en distintas sesiones, y es que no importa el cómo, ¡lo esencial es mantenerse relajado!

¿Quién lleva el taller de relajación?

El taller lo impartimos tres monitores, estudiantes de Psicología en la UCM: Larisa está cursando el Prácticum, Inés y Álvaro están en el tercer año y son voluntarios de ALUSAMEN.

Nos encanta saber que se han puesto en práctica las técnicas vistas cada semana y que son de utilidad para reducir el estrés y la ansiedad. Realizar las técnicas de forma continuada conlleva esfuerzo, pero nos hace sentir muy orgullosos.