Un día perfecto en el taller de gimnasia en ALUSAMEN.

 Como cualquier otro jueves, las monitoras y los usuarios nos reunimos en la puerta de ALUSAMEN para emprender nuestro camino al centro cultural Lope de Vega, donde se realizan las actividades tanto de gimnasia como de relajación.

No muy animados y con alguna que otra excusa los usuarios nos cuentan cuánta pereza les da ponerse a hacer ejercicios: que si correr, que si hacer sentadillas…en fin, un cúmulo de quehaceres que para qué mentir, así de primeras como que no.

Pero la situación cambia cuando llegamos allí, en el segundo piso y con las vistas de un Madrid anaranjado de fondo, enchufamos el cassette y nos ponemos a estirar: “venga chicos, empezamos por los tobillos”.

Una vez van pasando los minutos y las canciones nos vamos animando, empezamos a correr por todo el espacio, de lado, cruzando los pies.. después pasamos a realizar algo de aerobic o cualquier otro ejercicio que implique que nuestros usuarios se muevan y sobre todo que se lo pasen bien. A medida que pasa el tiempo, las gotas empiezan a bajar por la frente, las sonrisas empiezan a aflorar en nosotras y aún más, en los usuarios.

Cansadas pero contentas empezamos a estirar de los pies a la cabeza todos los músculos de nuestro cuerpo, tan importante como el propio ejercicio para evitar posibles daños posteriores. Un aplauso rotundo rompe sobre la sala.

La noche cae y las vistas empiezan a oscurecer, las luces de la ciudad a lo lejos y un Madrid tardío despide nuestra sesión. Decimos adiós los usuarios que, con una gran sonrisa nos dicen adiós y con ganas hasta la próxima semana, ellos se lo han pasado bien, pero nosotras mejor.

 ¿Quién está a los mandos de este taller?

Somos tres estudiantes de Psicología de la Universidad Complutense y nuestros nombres son Sonia, Sofía y Graciela. En nuestro caso, nos encontramos en la Asociación de Alusamen, tanto por las prácticas de la universidad, como de manera voluntaria.

Hemos elegido impartir el taller de gimnasia porque, aparte de nuestro interés por el deporte, confiamos en los beneficios que practicar ejercicio físico puede tener en nuestros usuarios, ya no solo física, sino psicológicamente también. Creemos que mantener una actividad física medianamente estable, ayuda a su rehabilitación; además de mejorar su estado de ánimo y su autoestima, ya que son capaces de lograr cambios y superarse continuamente.

¿Psicomotricidad (Gimnasia) en ALUSAMEN?

¡Sí!. Los chicos que van al taller de psicomotricidad (gimnasia) no paran, y nunca mejor dicho. Este taller trabaja la psicomotricidad gruesa de las personas mediante el ejercicio físico y juegos muy divertidos. Y a lo mejor os preguntáis: “¿a qué se refieren con psicomotricidad gruesa?” si es así, os lo aclaramos.
La psicomotricidad gruesa se refiere a aquellos ejercicios realizados con todo el cuerpo. Involucra movimientos grandes, relacionados con los cambios de posición del cuerpo y control del equilibrio. Caminar, correr, rodar, saltar, girar, deportes, expresión corporal…
También en este taller trabajamos aspectos cognitivos y socioafectivos, como pueden ser mejorar la expresividad, la empatía o desarrollar habilidades de escucha o de respeto.
Todo esto lo realizamos en el gimnasio que hay en el Centro Municipal de Mayores “Casa del Bulevar”, junto al CSM Puente de Vallecas, los Martes y Jueves, acompañados de buena música para que nos anime a mover el esqueleto.

 

Autoras del post:

Somos M. Mar y M. Salud, las monitoras del taller de psicomotricidad (gimnasia), somos estudiantes de 4º grado de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid. La gimnasia en la vida diaria de cualquier tipo de persona es muy importante, ya que ayuda a sentirnos mejor por dentro y por fuera y además nos ayuda a conocernos más a nosotros mismos tanto física como psicológicamente.